Cuidar el plantea está al alcance de todos

Cuidar el mundo no solo es posible, debería ser una prioridad, una manera de educar a los niños, porque es la herencia más preciada que van a recibir de esta sociedad. Actualmente existen muchas maneras de cuidarlo, y en la mayor parte de las ocasiones no somos conscientes de que hay simples gestos con los que contribuimos a protegerlo. A veces es solo una cuestión de crear hábitos.

Las grandes marcas ya se están preocupando por acercar a los consumidores a un tipo de vida sostenible en la que el medio ambiente y los procesos de elaboración sean cero contaminantes.

¿Cómo podemos ser sostenibles?

  1. Coches eléctricos: Actualmente existe en el mercado una gran variedad de vehículos que son eléctricos y cuentan con precios competitivos. Con un diseño más vanguardista, un pasajero detrás de otro, podemos encontrar el Renault Twizy (desde 4.900 €); con diseños más convencionales: el Zoe (desde 12.700 €) o el Nissan LEAF (desde 23.670 €). Y con vistas a un futuro próximo, finales de 2017, el TESLA 3 (desde 35.000 $). Actualmente los puestos de carga eléctrica están aumentando a gran velocidad: en Madrid hay 237 puestos de carga y en Barcelona ya cuentan con más de 400.
  2. Alimentos sostenibles: Cada vez es más común ir al supermercado y encontrar secciones de alimentos sostenibles. Carrefour ha sacado una línea de productos BIO que se distinguen por estar elaborados bajo las estrictas normas europeas de producción ecológica; Dannone ha sacado los yogures de Las 2 Vacas –biológicos y con sabor totalmente artesano- (desde 1,50€ las cuatro unidades); Una de las grandes marcas italianas Garofalo, que se comercializa en las grandes superficies de España, tiene a la venta pasta ecológica (desde 2,38€ el envase de 500 gramos); Oro del Desierto es uno de los muchos aceites ecológicos que se producen en España –con siete sellos de calidad que acreditan su elaboración sostenible- con múltiples variedades de venta online (desde 13 € hojiblanca y arbequina, envases de 1 litro).
  3. Ropa ecológica: H&M cuenta con su línea de ropa Conscious, “En H&M nos hemos fijado el desafío de crear moda más sostenible y que la sostenibilidad sea fashion. Queremos que la gente exprese su personalidad y se sienta orgullosa de lo que lleva”, afirma el director general de la marca, Karl-Johan Persson. Zapatos como los de El Naturalista, sus dos líneas más innovadoras: vegano –piel sin piel- y sin cromo –con el fin de evitar las alergias a este material y además reducir el consumo de electricidad, agua, gas, productos químicos, y la emisión de CO2 a la atmósfera.
  4. Banca ética y sotenible: Triodos Bank, referente europeo en banca ética y sostenible que tiene como objetivo contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas y que promueven el respeto del medio ambiente y la cultura.
  5. Energías renovables: Existen nueve tipos de energía sostenible. Pensar en el modo de acercarlas al día a día puede resultar difícil en algunos casos, pero algunos ejemplos nos abrirán los ojos a las distintas opciones. Energía solar fotovoltaica: con las placas solares en los tejados de las casas; o la aplicación de energía geotérmica: aprovechar el calor de la tierra para producir calor y así conseguir la climatización de una casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *