El avión comercial más grande del mundo (también) se fabrica en España

El director de la planta de Getafe de Airbus Operations, Jesús López Medina, la filial dedicada a aviones comerciales del gigante europeo de la aeronáutica, afirma en que España se responsabiliza ya de más del 10 % de la producción del modelo A350.

El pasado mes de noviembre, López Medina se hizo cargo de la dirección de esta fábrica de Airbus, una de las más relevantes de la Comunidad de Madrid, tanto por su número de trabajadores como por su valor añadido a nivel de innovación y desarrollo.

Con una valoración “satisfactoria” de los resultados del grupo en 2015 y “orgulloso” de haber cumplido unos objetivos que “no eran nada evidentes”, apunta al aumento de la producción del A350, la última gran apuesta de la compañía por sus novedades tecnológicas y a la búsqueda de nuevos pedidos del A380, el avión comercial más grande del mundo, como dos de los retos de la empresa.

López Medina llegó a Getafe tras ocupar un puesto equivalente en la fábrica de Airbus en Puerto Real (Cádiz), de la que destaca sus similitudes con la madrileña, si bien reconoce que el “nivel de exigencia y tensión” es mayor en su nuevo cargo, dado que desde aquí se hacen las entregas a la Línea de Montaje Final.

Preguntado por el peso de España dentro de la compañía europea, López Medina indica que “Airbus es una empresa privada, por lo que ya no se puede hablar de peso específico de un país o de otro en su estructura pero, industrialmente, España ha ido aumentando su peso en Airbus conforme ha ido demostrando capacidad tecnológica”.

En ese sentido, destaca como, en la fabricación del A380, se pasó del “4 % tradicional a cerca de un 8 %”, que se ha superado incluso con el A350, del que España se responsabiliza de más del 10 %.
“Desde que se creó el consorcio hasta que de verdad se unificó CASA dentro de Airbus, programa tras programa, hemos ido viendo aumentar el porcentaje de participación de España en los distintos programas”, explica antes de manifestar que Airbus ha generado 7.000 empleos directos en los últimos cinco años en el país.

Sin embargo, indica que el análisis del peso de una compañía como Airbus en la economía y el empleo del país deben medirse desde el punto de vista del sector aeronáutico que, asegura, ha mantenido una evolución “tremenda en los últimos años”.
Airbus funciona, según explica López Medina, como una “empresa tractora” dado que va acompañada de “muchísimas entidades más que no son solo subcontratistas directos, sino asociaciones y subcontratistas de sectores paralelos que contribuyen o que sienten la atracción” del peso de una compañía como esta.
Una atracción que cifra en “40.000 empleados relacionados directamente con el sector aeronáutico” y que, según sus palabras, justifican que el país desarrolle “planes estratégicos” que considera que deben “renovarse”.

En este contexto y teniendo en cuenta su pasado como empresa pública, López Medina responde que Airbus “es muy sensible al mercado de trabajo nacional y, de hecho, genera empleo neto dentro de España” cuando se le pregunta por la externalización de determinados procesos en países emergentes como China.

“Tenemos que buscar dónde está el valor añadido y dónde está la tecnología que nosotros queremos retener como país para centrar la innovación y qué otro tipo de trabajos de menor valor añadido, en los que España nunca va a ser competitiva, ni nos interesa serlo, se deben llevar donde hay poca cualificación”, manifiesta.

Por ello considera que siempre que una empresa sea capaz de “balancear esto y generar empleo neto con mano de obra cualificada relacionada con innovación, con relaciones con la universidad, no tenemos por qué proteger” ese tipo de “paquetes de trabajo” que indica que en el caso de Airbus “es un porcentaje muy menor”, dadas las características de la industria aeronáutica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *